Declaración sobre los resultados del EUNACOM 2016

Somos médicos en formación de Especialidad, actualmente no reconocidos como funcionarios por el Estado de Chile y su Ministerio de Salud, entidad que insiste en negar nuestra condición de trabajadores. Trabajamos en los servicios de salud pública (donde se atiende el 80% de la población) y, aunque el Ministerio injustamente no quiera reconocerlo, en muchos casos somos los únicos que resuelven su déficit asistencial. Es por eso que no nos podemos desentender de la lamentable situación que se ha generado por los resultados del Examen Único Nacional de Conocimientos en Medicina (EUNACOM), donde un número alto de médicos (fundamentalmente colegas formados en el extranjero) fue reprobado y se verá marginado del sistema público de salud, afectando la capacidad asistencial de este. Ante esta situación queremos señalar:

  1. Residentes Chile apoya la necesidad de un examen que sirva de nivelador en conocimientos y que contribuya a garantizar que nuestros pacientes reciban la atención que merecen; y que no, por solventar contingencias, decaigamos en la calidad de esta ya que esto conduce a muerte, enfermedades graves y complicaciones de patologías crónicas, sobrecargando al sistema de salud y encareciendo los costos para el Estado.
  2. Empatizamos con nuestros colegas titulados en el extranjero que reprobaron el EUNACOM y deseamos que el Ministerio de Salud facilite las instancias para que puedan regularizar su situación actual (por ningún motivo esto quiere decir que pedimos prórrogas o perdones). Queremos destacar que los médicos formados fuera del país aportan conocimiento de patologías con epidemiologías distintas y sus aproximaciones al paciente, divergentes a lo habitual que se usa en Chile, por medio del intercambio de conocimientos, han enriquecido la atención a los usuarios de la salud pública chilena.
  3. Creemos que el problema de fondo que genera la crisis asistencial es la constante negativa del Ministerio de Salud a dar incentivos adecuados para ingresar al servicio público, privilegiando políticas hostiles hacia los profesionales de la salud, tales como el no reconocimiento de los residentes como trabajadores y por lo tanto como funcionarios; y, por otro lado, han centrado el rol asistencial en disminuir listas de espera y generar cifras para estadísticas, y no orientan la atención hacia el tratamiento integral biopsicosocial del paciente.
  4. Dada la alta reprobación del EUNACOM de médicos titulados en el extranjero, entendemos la decisión del subsecretario de Redes Asistenciales, Vladimir Pizarro, de aumentar los médicos en Etapa de Destinación y Formación destinados a la Atención Primaria de Salud. Esperamos que, con esta apertura de nuevos cupos para los colegas que participen en la Etapa de Destinación y Formación, no se vean afectadas las inscripciones a los programas de especialidades ministeriales, a pesar del resguardo y garantías que ofrece ser reconocido como funcionario. Junto con destacar la flexibilidad que está teniendo el Ministerio para generar nuevos cupos frente a contingencias, manifestamos nuestra expectativa que dicha habilidad para generar cargos funcionarios se aplique para todos y no genere diferencias de derechos entre colegas.

Para terminar, manifestamos nuestra voluntad de colaborar con el Ministerio de Salud durante esta crisis, pero consideramos que esto es sólo un síntoma de una enfermedad mucho peor que es la inhabilidad histórica de la cartera ministerial de generar políticas públicas que motiven a los colegas a ingresar, mantenerse y hacer carrera en la Red Pública de Salud.

A %d blogueros les gusta esto: