Un nuevo pacto social por una salud digna para las personas

Puedes firmar y compartir esta declaración en http://chng.it/q9YKdzk8.

Creemos que la crisis social en nuestro país que ha llevado a los ciudadanos a manifestarse masivamente contra la desigualdad, la segregación y la vulneración de derechos, tiene un componente sanitario ineludible. Esto se explica porque el Estado, durante décadas, no ha garantizado el Derecho a la Salud pero si ha expandido el negocio de clínicas y centros privados.

A esto se suma el agotamiento de un tipo de liderazgo en el Ministerio de Salud, de oídos sordos, de desprecio por los equipos de Salud y ninguneo a las organizaciones sociales. Un estilo autoritario que encuentra en el Ministro Jaime Mañalich su más cruda expresión.

El Ministro Mañalich ha negado sistemáticamente el presupuesto deficitario que tiene el sector este año y que tiene en condiciones críticas a numerosos consultorios y hospitales, provocándose suspensión de cirugías y tratamientos por falta de insumos y equipamientos destacando los casos de los Hospitales Van Buren, San José y la Posta Central. Y en vez de ser receptivo ante las carencias que estos servicios públicos están teniendo, se muestra obtuso y soberbio; igual como reaccionó ante aquellos que criticaron la falta de financiamiento del proyecto de Ley del Cáncer.

Su último exabrupto fue menospreciar la marcha por el Derecho a la Salud que convocó a 50 mil personas este martes 22 de octubre, fundamentalmente trabajadores del sector, justo en medio de las movilizaciones más potentes de los últimos 30 años. Dicha actitud incluso le ganó críticas al interior de su propio sector político, junto con un repudio generalizado de la ciudadanía que está cansada de autoridades arrogantes incapaces de someterse a la crítica y a la fiscalización pública.

Con estos antecedentes a la vista, y recogiendo el sentir de numerosas organizaciones de trabajadores y pacientes, exigimos:

  1. La renuncia del Ministro de Salud Jaime Mañalich y su reemplazo por un liderazgo idóneo, empático, respetuoso, dialogante y comprometido con la Salud de todas las personas que habitan nuestro territorio, acorde a los nuevos tiempos.
  2. Una inyección de recursos inmediata que permita llegar a fin de año y paliar el déficit que está afectando al sistema público de Salud producto del recorte presupuestario del año pasado.
  3. Una revisión participativa del Presupuesto 2020, que incorpore un aumento significativo de los recursos destinados a fortalecer la Salud Pública.
  4. La generación de un espacio de diálogo político y social que siente bases para una gran Reforma a la Salud.

Convocan:

Agrupación Residentes Chile

Agrupación Médicos Atención Primaria

Puedes firmar y compartir esta declaración en http://chng.it/q9YKdzk8.

RSS
Follow by Email
Instagram
A %d blogueros les gusta esto: